Blog

Curioseando...“Wabi sabi”… la belleza de lo imperfecto según los japoneses.
wabi-sabi-BN-Encontrar Belleza en las Imperfecciones-Soy-Perfecta-Espacio-Virtual-Para-Mujeres

“Wabi sabi”… la belleza de lo imperfecto según los japoneses.

“Wabi sabi” es una corriente japonesa estética y de comprensión del Mundo basada en la fugacidad. Deriva de la afirmación Budista de las “Tres Características de la Existencia”: “Impermanencia”, “Insustancialidad” e “Insatisfactoriedad”.


Las palabras «wabi» y «sabi» no tienen una traducción sencilla. Antiguamente «wabi» era un concepto que tenía que ver con la soledad, con el hecho de vivir en contacto con la Naturaleza y lejos de la Sociedad, mientras que «sabi» era un concepto relacionado con lo “frío” o “marchito”. Sin embargo, estos conceptos fueron evolucionando a lo largo del tiempo hasta alcanzar el significado actual. Así, “wabi” representa ahora la simpleza rústica, la elegancia subestimada, la frescura o la quietud mientras que “sabi” es la belleza o la serenidad que aparece con la edad, cuando la vida del objeto se hace evidente en su desgaste o en los arreglos que son visibles, que no se esconden.


“Nada dura, nada está completo y nada es perfecto”. Estas serían las tres claves sobre las que se basa el “Wabi sabi”, un concepto (o un tipo de visión estética) que hace referencia a la belleza de lo imperfecto, lo incompleto y lo mudable, aunque también se refiere a lo bello de las cosas modestas y humildes, de las cosas no convencionales. La filosofía del ”Wabi sabi” consiste en disfrutar del presente y encontrar la paz y la armonía en la Naturaleza y en las pequeñas cosas y aceptar pacíficamente el ciclo natural de crecimiento y decadencia.


Esta filosofía no hace solo referencia a factores externos, sino también a conceptos más profundos como la sencillez, la humildad o la soledad.


El significado de “Wabi sabi” ha ido evolucionando con el tiempo llegando a utilizarse en campos como el interiorismo y la decoración y se suele relacionar con lo “rústico”. Esto solo define una parte limitada de la “Estética Wabi sabi” y, aunque el término que más se acerca al significado es ese mismo, no se refiere en el sentido literal de la palabra, sino en el sentido de simple, sin artificios y poco sofisticado.


Para tener una idea más clara de lo que es y no es “Wabi sabi”, podemos compararlo con la estética dominante de mediados de siglo XX, la Modernidad. Ambos tienen superficies características identificables. El estilo moderno es sin costuras, pulido, liso, mientras que el “Wabi sabi” es áspero, imperfecto y veteado.

La Modernidad tiene un visión lógica y racional, su producción es en serie, orientado al futuro y cree en el control de la Naturaleza mediante el uso de la tecnología. Las formas geométricas son precisas con bordes definidos, los materiales son artificiales y pulidos y acaban necesitando mantenimiento.


En cambio, el “Wabi sabi” tiene una visión del Mundo más intuitiva que intelectual, su producción se basa en una pieza única y variable, orientada al presente y cree en la incontrolabilidad fundamental de la Naturaleza haciendo que la gente se adapte a ella. Las formas son orgánicas, los materiales naturales y toscos se acomodan a la degradación y al desgaste sin necesitar mantenimiento, porque la corrosión y la contaminación les da más expresión. La materialidad imperfecta es el ideal de belleza y se caracteriza por ser cálido.


Esta aceptación de la belleza fugaz ha irrumpido en Occidente como una herramienta de desarrollo personal y como un intento por buscar una existencia plena y feliz. Aporta la lección de disfrutar de los momentos tal y como vienen, sin expectativas. Las cicatrices, las arrugas, los arañazos y las imperfecciones de nuestro cuerpo son, según esta filosofía, un recordatorio de nuestras vivencias. Eliminarlos sería como ignorar el paso del tiempo y la huella que la vida va dejando en nosotros y nuestro cuerpo.


En definitiva, el “Wabi sabi” es un estilo de vida, donde se concibe que la verdadera belleza no está en lo perfecto, porque en realidad la perfección no existe. Es una visión del mundo tal y como es, sin la intención de moldearlo para acabar creando algo que sea artificial, irreal.


*Libros recomendados:
“Wabi sabi” para la vida cotidiana – Nobuo Suzuki.
“Wabi sabi”. Aprender a aceptar la imperfección – Tomás Navarro.
“Wabi sabi”, japanese wisdow for a perfectly imperfect Life – Beth Kempton.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

“Soy Perfecta” es un mirarse mejor, un quererse más, es un creer en nosotras mismas, es un estado de ánimo, es una decisión. Y tú, ¿eres perfecta?

Redes Sociales