Blog

Yo me cuido, tu te cuidas, ella se cuida...Me quiero, me quiero, me quiero…
Me quiero-Soy-Perfecta-Espacio-Virtual-Para-Mujeres

Me quiero, me quiero, me quiero…

La importancia de la autoestima y el amor propio…

-¿Pero tú me amas?, preguntó Alicia.

-¡No, no te amo!, respondió el Conejo Blanco.


Alicia arrugó la frente y comenzó a frotarse las manos, como hacía siempre cuando se sentía herida.

-¿Lo ves?, dijo el Conejo Blanco. Ahora te estarás preguntando qué has hecho mal, para que no consiga quererte al menos un poco, qué te hace tan imperfecta, fragmentada. Es por eso que no puedo amarte, porque habrá días en los cuales estaré cansado, enojado, con la cabeza en las nubes y te lastimaré. Cada día pisoteamos los sentimientos por aburrimiento, descuidos
e incomprensiones. Pero si no te amas al menos un poco, si no creas una coraza de pura alegría alrededor de tu corazón, mis débiles dardos se harán letales y te destruirán. La primera vez que te vi hice un pacto conmigo mismo: “evitaré amarte hasta que no hayas aprendido a amarte a ti misma”. Por eso Alicia no, no te amo. No puedo hacerlo.

“Alicia en el País de las Maravillas” – Lewis Carrol.

¿Qué es la autoestima? Se podría resumir como “la evaluación perceptiva de nosotros mismos” y suele estar vinculada a nuestro aspecto físico, personalidad, capacidad intelectual, capacidad creativa o incluso a nuestra capacidad adquisitiva. Se podría calificar como “la confianza que profesamos en el valor que tiene lo que somos y cómo somos”.


Entonces…


¿Qué es el amor propio? Podría decirse que el amor propio es algo más profundo. Se trata de aceptarnos tal y como somos de forma incondicional sin que exista ninguna necesidad de esconder ni desconectar de nuestro ser. Nuestro valor se desliga de nuestras circunstancias. Es el respeto, el valor, los pensamientos positivos y consideraciones que tenemos hacia nosotros mismos. Depende de nuestra voluntad para querernos, no de quienes de quienes nos rodean ni de las situaciones o contextos en los que nos encontramos.

Se puede tener una gran autoestima pero esto no implica necesariamente tener amor propio. Sin embargo, el amor propio sí implica de forma inherente la autoestima.


¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro amor propio y nuestra autoestima según la ciencia?

1-Es fundamental encontrar el motivo de tu baja autoestima. No puedes intentar arreglar algo roto sin saber por dónde está roto.

2-Intenta hacer lo que quieres aunque sepas que vas a fracasar (cuanto más evites hacerlo por el miedo al fracaso peor te vas a sentir y más miedo vas a tener)… o dicho en una frase que nos encanta: “Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better” (Siempre lo intentaste. Siempre fracasaste. No importa. Inténtalo otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor) de Samuel Beckett.

3-Sustituye tus objetivos por valores. Los objetivos, sobre todo los más ambiciosos, suelen ser fuente de frustración. Los valores sin embargo, nos marcan la dirección cuando creemos que nos estamos perdiendo y nos dan energía para seguir luchando. ¡No los pierdas de vista!

4-Identifica tus fortalezas. Piensa en aquellos logros que te hagan sentir orgulloso y las características personales que necesitaste para conseguirlos, eso te dará fuerza para convencerte de lo bueno que puedes llegar a ser.

5-Convierte tus pensamientos negativos en respuestas racionales. Analiza esa idea irracional que no cesa en tu mente que te está martirizando, cuestiónalo racionalmente y verás cómo disminuye su efecto sobre ti.

6-Sepárate de tus miedos con aceptación y compromiso. No intentes bloquearlos, debes darles espacio y familiarizarte con los mismos. Desaparecerán cuando hayas aprendido a desligarte de ellos.

7-Perdónate a ti mismo con la autocompasión. Trátate con la misma empatía con la que tratarías a un amigo. Sé comprensivo contigo, en lugar de criticarte y juzgarte. Sustituye tu voz crítica por tu voz comprensiva.

8-Aumenta tu confianza con las “posturas de poder”. Adopta una postura erguida y expansiva cuando te encuentres abatido (cabeza elevada, hombros hacia atrás y manos apoyadas en las caderas). Se ha comprobado que mantenerlas durante solo dos minutos es suficiente para sentirte más confiado y seguro de ti mismo. Increíble, ¿verdad?

9-Multiplica tu autoestima haciendo ejercicio. Treinta minutos de ejercicio aeróbico moderado al día son suficientes para reducir los niveles de cortisol y aumentar tu bienestar gracias a la liberación de beta-endorfinas. Además te verás mejor, que eso también ayuda.

10-Piensa menos en ti y más en los demás. Ayudar a la gente tiene efectos beneficiosos sobre nuestra autoestima porque te ayuda a distraerte de la atención sobre ti mismo y además parece estimular ciertos sistemas biológicos que reducen las respuestas emocionales relacionadas con la ansiedad.


Y además de todo eso… rodéate de buena gente y aléjate de las personas tóxicas, esas que te roban la energía; cuida los pequeños detalles del día a día para hacer tu vida más agradable; aprende a decir “no”; expresa tus ideas con libertad, siempre intentando no herir a nadie; sueña bonito incluso cuando estés despierta; di más veces “te quiero” a las personas que amas (y a ti misma, por supuesto).


Y a ti… ¿qué te sube la autoestima?

*Libros recomendados:
“Cuestión de confianza” – Russ Harris.
“Dirige tu vida: Descubre las habilidades sociales y emocionales que te conducirán al éxito personal” – Pau Forner Navarro.
“Tú vales más de lo que piensas” – Matthew McKay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

“Soy Perfecta” es un mirarse mejor, un quererse más, es un creer en nosotras mismas, es un estado de ánimo, es una decisión. Y tú, ¿eres perfecta?

Redes Sociales