Blog

Colaboraciones.Mawu, diosa dual protectora de la Tierra
Mawu-diosa dual-Soy-Perfecta-Espacio-Virtual-Para-Mujeres

Mawu, diosa dual protectora de la Tierra

Nawu es la diosa de la Luna en la zona occidental de África. Creó toda la vida, junto a su marido, el dios del Sol, Lisa. 

Las personas con un arquetipo Mawu dominante hacen del propósito de su vida el medio ambiente. Reciclan, se unen a grupos mediombientales, hacen un consumo responsable e instruyen a otras personas en el ecologismo. En realidad, todas y todos deberíamos tener un arquetipo Mawu o recurrir a éste con regularidad. Mawu ayuda a quienes recurren a ella para aprender cómo vivir en armonía con la naturaleza y respetar sus recursos. Se asegura de que nuestras necesidades sean cubiertas sin causar daño a la Tierra, lo cual es posible con una mirada ecofeminista hacia todo cuanto nos rodea.

Lo mejor que podemos hacer cada mañana al levantarnos es darle las gracias a Mawu y sentirnos parte de la Tierra. Todos los días, plantéate qué puedes hacer por el bienestar de este planeta mediante pequeños cambios. Por ejemplo, deja de usar un lavavajillas que no sea ecológico o compra bolsas de basura biodegradables. Con estos simples gestos estarás conectando con Mawu.

Muchas veces se la representa junto a su esposo como una sola deidad, como sucede en otras culturas. Como personaje andrógino, Mawu es mitad femenina y Lisa es la mitad masculina. Su presencia simboliza los aspectos opuestos de la vida. Estas deidades son a su vez hermano y hermana. Mawu-Lisa creó el universo y al resto de los dioses y diosas del Vodun, panteón de la cultura Fon de Dahomey. Éste fue un antiguo estado africano situado al oeste del país yoruba, en la región costera de la actual República de Benín. Fue famoso por su ejército de mujeres soldadas, pero lamentablemente se convirtió en el centro de la trata de esclavos en el siglo XVIII. Resulta llamativo que un reino de amazonas acabase convertido en el epicentro de la trata de personas. Este hecho nos ayuda a entender de qué manera la cultura patriarcal ha insistido una y otra vez en someternos a la fuerza, y si éramos poderosas e independientes con más crueldad aún.

A Mawu se la relaciona con diversos elementos del mundo en la tierra como el oeste, la Luna y la noche, la fertilidad, la maternidad, la amabilidad, el perdón, el descanso y la alegría. Por su parte, a Lisa se le adjudica el calor, el trabajo, el poder, la guerra, la fuerza, la dureza y la intransigencia. Es el creador de la lluvia y el viento y se le relaciona con el cielo, el este, el día y el Sol.

Es tu turno: ¿Cómo podemos equilibrar la dualidad que nos habita, nuestras energías femeninas y masculinas? Si lo hacemos, no solo estaremos contribuyendo a cuidar de nosotras, sino también del planeta. 

La energía femenina es el ser intuitivo, el aspecto profundo, sabio, la guía que todas llevamos dentro. Es receptiva y funciona como canal a través del cual el Ser se comunica con nosotras y con todo. El aspecto masculino actúa en este mundo. Nos permite hacer cosas, construir, hablar, mover el cuerpo, pasar a la acción, hace posible la realización de las ideas, la transformación del pensamiento en forma material. 

Si nuestro lado femenino y masculino están en equilibrio, la receptividad del primero hace que el segundo se sienta seguro, activo y expresivo. Pero, si están desequilibradas, la energía masculina pensará que no se puede confiar en nadie, que tienes que hacerlo todo sola. Para sanarlas, detecta qué parte potencias de ti y pregunte por qué. Escríbelo. Si es tu energía femenina quien domina, tenderás a la precipitación, lo que te acabará llevando al error y de ahí a la culpa y a la inseguridad. Si es la masculina, desconfiarás de los demás y pensarás que no necesitas a nadie y puedes hacerlo todo tú sola, lo que acabará siendo extenuante. 

Equilibra y sana estas energías en ti, ponlas a cooperar. Escribe como tú energía femenina puede ayudar a la masculina y viceversa. Proponte pequeñas metas en las que pongas a cooperar las energías. Haz una lista de tareas y apunta en qué beneficiará tu lado femenino y en qué tu lado masculino a la realización eficiente de tal fin.

Ilustración de: Yolanda Ucha Bouzada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

“Soy Perfecta” es un mirarse mejor, un quererse más, es un creer en nosotras mismas, es un estado de ánimo, es una decisión. Y tú, ¿eres perfecta?

Redes Sociales