Blog

Con mucho arte.El origen del traje de flamenca
flamenca-Soy-Perfecta-Espacio-Virtual-Para-Mujeres

El origen del traje de flamenca

El traje de flamenca, traje de sevillana o vestido de flamenca, es uno de los símbolos más destacados del flamenco llegando a ser icono de la cultura andaluza y española. Es la vestimenta por excelencia de las ferias que se celebran a partir de primavera en Andalucía.


Sus raíces se encuentran en la Edad Moderna, pero para entender por qué se hizo popular su uso, nos tenemos que remontar a las antiguas ferias de ganado. Las campesinas y gitanas, que iban acompañando a los tratantes, vestían unas batas de percal coloridas con volantes bordados por ellas mismas, que les hacía ir más cómodas en el viaje.


Estos atuendos captaron la atención de las señoras de alta alcurnia de la época, que empezaron a copiarlas para su uso diario.

Su evolución sufrió un despegue a raíz de la Exposición Iberoamericana de 1929, donde el traje de flamenca recibió su reconocimiento oficial como vestimenta para ir a la feria, convirtiéndose en un referente de la cultura española. Además, fue el primer evento en el que se usó un traje de gitana.


Este hecho histórico hace que podamos emplazar el origen del vestido de flamenca, tal y como lo conocemos hoy en día, en Sevilla. A partir de 1929, su uso se disparó y se extendió fuera de las fronteras de Andalucía, adaptándose a las tendencias de la moda, pero manteniendo una esencia reconocible en cualquiera de ellos.


La confección es el denominado “cuerpo de guitarra”, que sigue la forma de este instrumento musical para destacar el cuerpo de la mujer. El cuerpo del traje es siempre ceñido, aunque las últimas tendencias han hecho que se parezca más a la bata rociera, un poco más suelto.


Según la tendencia, el corte puede ser a la cintura, un poco más abajo marcando la cadera e incluso a media pierna (conocido como corte sirena). Lo mismo ocurre con el largo. En los años 60-70 era habitual ver trajes de flamenca a media pierna e incluso por encima de la rodilla.


Los tejidos usados para la confección del vestido de flamenca también han ido evolucionando y se puede usar desde el percal, algodón, hilo y organdí. Se les puede añadir tiras bordadas, volantes de varios tipos, cordoncillos, bolillos… Incluso se les puede incluir flecos en la parte del escote, de manera que parezca un mantoncillo.


Las mangas también pueden tener varios largos y es uno de los grandes cambios que ha sufrido el traje en los últimos años, ya que se pasó del volante en el hombro a una manga larga con volante en la muñeca.

Los colores varían según el gusto de cada uno. Aunque el más tradicional es el vestido de lunares, pueden llevar estampados de flores, rayas e incluso ser lisos. Lo que sí es indispensable, es la tradicional flor en la cabeza, aunque su posición también es motivo de tendencias en el mundo de la moda flamenca.


La antropóloga de la Universidad de Sevilla ,Rosa María Martínez Moreno apunta que estamos ante la “única indumentaria tradicional que se actualiza continuamente sin que ello afecte a su capacidad representativa ni a su funcionalidad festiva”. Es decir, que no se ha estancado en un momento histórico determinado como ocurre con la mayor parte de los trajes regionales sino que “evoluciona continuamente ya desde los primeros tiempos de su configuración de acuerdo con la moda”.


El traje de flamenca“ favorece a todas las mujeres”. “Al marcar mucho la cintura y tener un escote normalmente generoso, las mujeres lucen en todo su esplendor tengan el tipo que tengan. Si a eso le sumas los colores, las flores, el maquillaje… ”es normal que todas las mujeres se vean guapas con él”, asegura tajante la diseñadora Mila Montero.


Sea como fuere, lo cierto es que el traje de gitana no sólo es la prenda que las mujeres andaluzas utilizan en sus fiestas y ferias. Es también moda, fuente económica para muchas familias, creatividad e imaginación, arte. Fuera de nuestras fronteras, además, es la indumentaria que representa a España y a la esencia de lo que supuestamente es la mujer española: fuerte, guapa, con gracia.


Una curiosidad, ¿sabías que es el único traje regional de España que se renueva con la moda? Es por eso que podrás ver tendencias estilísticas reflejadas en el traje de gitana, reinventándose cada año. Incluso existe una pasarela de moda propia, la pasarela Simof, celebrada anualmente en Sevilla.


CUNA DEL FLAMENCO
ROSA MARÍA MARTÍNEZ MORENO DOCTORA EN ANTROPOLOGÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

“Soy Perfecta” es un mirarse mejor, un quererse más, es un creer en nosotras mismas, es un estado de ánimo, es una decisión. Y tú, ¿eres perfecta?

Redes Sociales