Blog

Con mucho arte.El “HAIKU”
sakura flowers-Soy-Perfecta-Espacio-Virtual-Para-Mujeres

El “HAIKU”

Os presento El «HAIKU», poesía de inspiración Zen. Es un estilo de poema breve, dispuesto en tres versos de cinco, siete y cinco sílabas respectivamente, que no expresa ningún pensamiento o idea, lejos de toda sigilosa maniobra intelectual, sino la misma realidad de las cosas, su esencia basada en la intuición y la simplicidad.


La actitud del poeta haiku es una captación directa e instantánea en la acción. Todo ocurre dentro de un estado de iluminación mental. La imagen recibida impacta y se refleja en el espejo del alma, para ser devuelta sin asimilación, libre del filtro del ego, de tal forma que el poeta haiku evita siempre una reconstrucción estética de la imagen captada, eludiendo técnicas lingüísticas, sentimentalismo, lirismo, para ganar dirección, transparencia y objetividad.


Es preciso recordar que el haiku debe ser comprendido en conexión bastante profunda con el Budismo Zen, máximo exponente de la vía hacia una vida simplificada.


A los autores de haikus se les llama ‘haijin’. Entre ellos, el más famoso es Basho (1644-1694), que fue el que encumbró el haiku y le dio la categorÍa de arte. Suyo es el haiku más famoso y que define con exactitud el espíritu y arte de esta clase de poemas.


Hay cuatro grandes nombres en la historia del haiku: Bashô, Buson, Issa y Shiki.


Bashô (siglo XVII)


«El viejo estanque; «El ciruelo de mi cabaña;
Una rana salta dentro, No pudo evitarlo,
El sonido del agua». Floreció».


Con el fin de acompañar el haiku, muchos poetas realizaban una pintura un haiga’.


El objetivo del haiku no es la belleza, es algo mucho más profundo y vasto, es el significado, un significado poético, «un choque de leve sorpresa», que el poeta recibe cuando nace el haiku, y el lector cuando renace en su mente.


Pero os quería dar a conocer a “La mujer haiku”.


Chiyo-ni (1703-1775) es quizá la poeta haikuísta más famosa de Japón. Estudiante de dos discípulos de Bashō, escribió durante el período Edo (1603-1868) en una época en la que el haiku era en gran parte de dominio masculino. Desde los siete años escribía poemas. Cerca de los veinte se casó, tuvo un hijo y dos años después enviudó y su hijo murió; se convirtió en monja budista. Su legado consiste en 1,700 haikus.


«Sin renunciar de este mundo, quisiera enseñar a mi corazón, que fluya noche y día, como el agua clara”, Chiyo.

La poetisa de haiku, queriendo mejorar su arte, llamó a un famoso maestro de haiku que visitaba en aquellos días el pueblo donde vivía.


Ella ya gozaba de cierta reputación entre sus amigos como una excepcional escritora de haiku, Pero Chiyo no se sentía satisfecha con una fama meramente local, es más, lo que realmente le impulsó a contactar con el poeta viajero era una pregunta sobre su propia actividad creativa. Quería saber en qué consistía un haiku genuino, un haiku que realmente mereciese ese nombre, un haiku de auténtica inspiración poética.

El maestro le dio un tema para que compusiese un haiku. Era uno convencional; «el cuco».


Es este un pájaro muy querido de los poetas japoneses de haiku y waka. Una característica especial de este pájaro es que canta toda la noche mientras vuela, y por esa razón es muy difícil oírle o verle volar.


Chiyo intentó numerosos haiku sobre el tema dado por su maestro, pero él los rechazó todos sistemáticamente como meramente conceptuales y no fieles al sentimiento.


Una noche, se quedó largo tiempo absorta en estos pensamientos de tal forma que no se dio cuenta de que amanecía ya. Y entonces el siguiente haiku se formó en su mente:


¡Cuco, cuco!
Toda la noche
Y al final ¡la aurora!


Cuando se lo mostró al maestro, este lo aceptó de inmediato como uno de los mejores haiku escritos sobre el cuco.


La razón era que el haiku comunicaba los auténticos sentimientos de su autora sobre el cuco y no había nada artificial o intelectualmente calculado en él.


Es decir, no había un ego de parte de su autora que buscase su autoglorificación.


El haiku, como el Zen, aborrece el egoísmo en cualquiera de sus formas. El producto del arte debe estar libre de artificio o motivaciones de cualquier tipo. No debe existir ningún agente mediador entre la inspiración artística y la mente a la que llega.


Dejemos que el Inconsciente se manifieste libremente, porque el Inconsciente es la zona donde los impulsos artísticos están a salvo del utilitarismo superficial de nuestras vidas.


¡Luciérnagas!
En el río
las tinieblas pasan


Al derramarse
de la flor roja, el rocío
es mera agua


Te propongo que intentes escribir tus HAIKUS:


Solo tienes que Cerrar los ojos y respirar, escuchar y gozar del encuentro….

*Libros recomendados:


Chiyo-ni
Poeta haikuísta. Autora de La voz del pino (1771) y Antología de haiku de Chiyo-ni (1764).
Flor del alba (El Dragón Rojo, 2017).
Y libros actuales:
“KOKORO .El Corazón de las palabras”.( Sandra de la Cruz).
“ABECEDARIO del Cuerpo Imaginado” (Mar Benegas. Ilustrador Guridi).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

“Soy Perfecta” es un mirarse mejor, un quererse más, es un creer en nosotras mismas, es un estado de ánimo, es una decisión. Y tú, ¿eres perfecta?

Redes Sociales